Las gafas de sol de los mercadillos

Las gafas de sol de los mercadillos, así como muchos modelos de gafas que se venden en tiendas de moda y supermercados suelen ser productos de menor calidad a los que podemos encontrar en las ópticas, de hecho un reciente estudio afirma que 9 de cada 10 gafas de que se venden en los mercadillos no protegen los ojos de forma apropiada.

Estos datos los aporta la Universidad Complutense de Madrid, que al examinar los productos que venden los tenderos en los mercadillos, observaron que las lentes no protegen los ojos correctamente de las radiaciones solares o incluso son dañinas para la visión.

Según los datos recogidos, más del 90% de las gafas de sol son perjudiciales para la vista, dado que casi la mitad produce visión defectuosa, más de la mitad provoca desviaciones oculares, y muchas de ellas no protegen de la radiación solar y no se deberían utilizar para conducir.

El gran problema al usar las gafas de sol de los mercadillos es que el usuario no se da cuenta que está dañando su vista hasta que pasados los meses aparecen daños visuales.

Como hemos comentado en ocasiones anteriores, al comprar gafas de sol debemos escoger un modelo que nos guste, pero también que se adapte a nuestras necesidades, y a nuestra percepción visual. No sería lo mismo comprar unas gafas de sol para pasear, para conducir o para navegar, las situaciones de luminosidad y reflejo son bien diferentes.

Las gafas de sol homologadas cuentan con lentes a las que se aplican filtros que protegen frente a la radiación solar, el exceso de luz, y reducen la fatiga ocular, mejorando la percepción visual y reduciendo los riesgos de sufrir enfermedades oculares.

El Colegio de Ópticos-Optometristas por su parte, ha aprovechado una vez más para pedir que se considere las gafas de sol como productos sanitarios, lo cual implicaría que no se pudieran vender gafas de sol en tiendas de moda, ni en bazares, ni en mercadillos, y probablemente tampoco a través de Internet.

¿Estarías de acuerdo con esta medida?

Personalmente no compraría nunca gafas de sol de los mercadillos, pero limitar su venta a las ópticas creo daría lugar al mismo problema que tenemos con las gafas graduadas: alcanzan precios desorbitados, totalmente inflados, y sorprendentemente les resulta rentable vender una segunda gafa por sólo 1 euro. Pero esto es otra movida que ya comentamos en ¿Por qué son tan caras las gafas, las ópticas son de fiar?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.