Problemas de la vista en niños

Los problemas de la vista en niños es uno de los temas que más suele preocupar a los padres, ya que puede afectar a su educación y a cómo se desenvuelve el niño en su entorno. Hoy vamos a repasar algunos de estos problemas visuales, y daremos algún consejo sobre cómo detectarlos.

Los problemas de la vista más habituales suelen ser la miopía, la hipermetropía, y el astigmatismo, todos ellos fáciles de detectar poniendo a prueba al niño con alguna lectura o reconociendo objetos a diferentes distancias, pero existen otra serie de problemas más complejos y que deben ser detectados a tiempo.

Cataratas en niños

Las cataratas en niños no es lo más habitual, pero por razones congénitas, problemas de desarrollo o lesiones, el niño puede sufrir una catarata en uno o ambos ojos. Por lo general, al nacer el pediatra de examinar al recién nacido para detectar este tipo de problema.

Es importante detectar el problema cuanto antes, para que se puede planificar la operación de cirugía, una operación con láser muy segura, pero que debe realizarse dentro de unos plazos para garantizar que el bebe desarrolle una buena visión.

Glaucoma en niños

El glaucoma en niños tampoco es lo más frecuente, pero al tratarse de un problema de la vista bastante serio, conviene detectarlo lo antes posible. Para ello lo ideal es que el pediatra examine al bebe, ya que en casa como mucho podemos mirar de frente a los ojos del niño para ver si tiene un brillo o reflejo, si no lo tiene se puede deber a diversos problemas, pero antes de preocuparse siempre es mejor consultar a un oftalmólogo.

Conductos lacrimales bloqueados

Los conductos lacrimales bloqueados es un problema que afecta a uno de cada diez bebés, y sus síntomas son los ojos húmedos y la mucosa. Lo que ocurre es que al estar bloqueado el conducto lagrimal la lagrima no se drena.

Este problema se suele solucionar solo, o por medio de masajes en el área del saco lagrimal. Si el problema persiste, un oftalmólogo puede dar solución fácilmente.

Estrabismo

Hablamos de estrabismo cuando los ojos del niño no están alineados, cuando uno de sus ojos está girado hacia dentro a hacia fuera. El tratamiento lo debe aplicar un oftalmólogo, si no se trata el problema puede ser crónico, como el de muchos famosos con estrabismo.

Cuando el bebé tiene entre 3 y 6 meses ya debería poder hacer contacto visual correcto y seguir los movimientos. Si para entonces los ojos no están alineados, habrá que consultar con especialista para realizar un seguimiento y aplicar un tratamiento de corrección si fuera necesario.

Más entradas sobre: complicaciones en cirugia de cataratas, niños con estrabismo, complicaciones cataratas, complicaciones de la cirugia de cataratas, complicaciones de cataratas, complicaciones despues de retirar cataratas, problemas que surgen de la operacion de cataratas, cataratas optica, alternativas para solucionar el estrabismo, operacion cataratas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.