Gafas de sol de taylor swift

Las gafas de sol de Taylor Swift

... swift es una guapa cantautora que a pesar de su juventud ha alcanzado grandes logros, y ostenta un poder de influencia tan importante que una opinion o amenaza suya puede hacer cambiar de parecer a empresas tan grandes como apple, como ocurrio cuando esta saco un nuevo servicio de streaming llamado apple music que pretendia escatimar algunos ingresos a los artistas.parte de este poder de influencia abarca su capacidad para crear tendencia, sus seguidores se cuentan por millones, por tanto que taylor swift use es o aquel modelo de gafas de sol no es un tema que pase desapercibido, las marcas se pelean por ella y son varias las que han conseguido que esta rubia se ponga sus gafas en los videoclip.a taylor swift la hemos visto con gafas de sol ray-ban, concretamente el modelo wayfarer 2140, todo un clasico en lo que a gafas de pasta se refiere. como vemos en las imagenes se trata de unas gafas de sol con monturas negras y lentes oscuras, uno de los modelos mas vendidos de la historia y que lucio por ejemplo en el videoclip que montaron para la cancion 22.pero no son las unicas por supuesto, de hecho en ese mismo video la vimos con unas gafas de sol cuya montura tenia forma de corazon o unas lentes estilo hipster, unos modelos divertidos que se suelen conseguir mas como gafas de fiesta o de complemento, como cuando se pusieron de moda las gafas de rejilla.otro modelo mas exclusivo de gafas de sol que le hemos visto lucir a taylor swift son las linda farrow 282, como vemos en estas capturas de su videoclip mas reciente para blank space. el look es sensacional pero el precio de estas gafas de sol no esta al alcance de todos los bolsillos, quizas puedas encontrar alguna imitacion si no te quieres gastar varios cientos (830$ en la web oficial).en este caso se trata de unas gafas de sol estilo ojos de gato, cuyo estilo rasgado recuerda a una mirada felina, en este diseño las lineas curvas y la combinacion de colores aportan una elegancia destacable. ademas cada varilla lleva dos pequeños tachones chapados en oro de 22 quilates, que aportan ese toque de glamour final.