Consejos para cuidar la vista

La vista es uno de los sentidos que tenemos más desarrollados y de los que más dependemos en nuestro día a día, por ello es importante poner empeño en su cuidado, para que nos dure si es posible hasta los últimos días de nuestra vida.

Hemos querido recoger una serie consejos para cuidar la vista, y agruparlos en función de la situación, ya que no se produce el mismo desgaste cuando paseamos al aire libre, que cuando nos sentamos a leer o estudiar un documento, donde requerimos de un mayor enfoque y concentración.

Cuidar la vista cuando estudias

Si estás leyendo un libro o un documento, especialmente si estás estudiando, es recomendable que cada media hora levantes la vista y mires a lo lejos durante unos minutos, esto ayuda a relajar y a cambiar el enfoque.

Se recomienda leer a una distancia de entre 30 y 40 cm., si te cuesta leer a esa distancia sería recomendable que hicieras una visita al oftalmólogo.

En cuanto a la iluminación, lo ideal es que haya luz natural, sino lo suyo es que haya una iluminación general y otra específica (con 60 vatios es suficiente). Para evitar sombras, esta luz debe venir de la izquierda en el caso de los diestros, y de la derecha en el caso de los zurdos.

Cuidar la vista cuando ves la televisión

A la hora de ver la televisión igualmente es importante mantener una cierta distancia con la pantalla, de unos dos o tres metros recomiendan, también debemos evitar mirar fijamente la pantalla sin parpadear, ya que así no reposan y se fatigan. En cuanto a la iluminación, lo de ver la tele a oscuras no es nada recomendable, lo suyo es que la estancia esté suficientemente iluminada para estimular también la visión periférica.

Cuidar la vista cuando usas el ordenador

Cuando usas el ordenador la distancia no puede ser la misma que cuando ves la televisión, eso está claro, pero igualmente debemos tratar de evitar que esté demasiado cerca, teniendo la pantalla a unos 45 cm. y por debajo de la altura de la cabeza.

De igual manera, será bueno realizar descansos, la falta de parpadeo y el fijar la vista durante horas a corta distancia no es nada bueno, da lugar a vista cansada. Si usas gafas graduadas, escoge lentes antirreflejantes para disfrutar de un mayor confort visual.

Cuidar la vista cuando paseas al aire libre

Salir a pasear durante el día supone exponerse a la luz del sol y a sus radiaciones ultravioleta, por ello es muy recomendable usar gafas de sol que ofrezcan la protección adecuada. Si no nos protegemos, la exposición intensa y continuada a las radiaciones ultravioletas puede provocar importantes trastornos oculares que afectarían por ejemplo a la córnea, la conjuntiva, y/o al cristalino.

Cuidar la vista cuando conduces

Si necesitas gafas graduadas o lentes de contacto, jamás dejes de usarlas cuando conduces. Si coges el coche en días soleados es recomendable usar gafas de sol para reducir el exceso de claridad y la fatiga visual.

También se recomienda el uso de lentes antirreflejantes, así los ojos ganarán entre un 7% y un 14% más de luz, es decir, mayor transparencia de las lentes. Por contra, cuando conduces debes evitar el uso de lentes fotocromáticas, ya que la luna del parabrisas absorbe las radiaciones ultravioleta e impide que se activen dentro del coche o que funcionen adecuadamente.