Seleccionar página

 

El efecto Troxler o desvanecimiento de Troxler es un fenómeno de percepción visual, o como se dice más popularmente, una ilusión óptica muy interesante. Consiste en fijar la vista en un punto determinado durante unos veinte segundos y entonces nuestra visión periférica comenzará hacer travesuras.

Lo que ocurre básicamente cuando fijamos la vista en un punto, en este caso en la cruz negra, transcurridos unos 20 segundos la nebulosa que lo rodea desaparece mágicamente. La ilusión óptica es aún más poderosa si no hay grandes contrastes, y cuanto más lejos nos situamos del punto en el que nos fijamos, mayor es el efecto visual.

Esta ilusión óptica recibe su nombre porque fue descubierta a comienzos del siglo XIX por un tal Ignaz Paul Vital Troxler, desde entonces se han realizado diferentes demostraciones de este efecto visual, algunas de ellas las incluimos a lo largo del presente artículo para disfrute de nuestros lectores.

Por ejemplo, la siguiente imagen animada del efecto Troxler es aún más interesante, ya que no solo desaparecen todo o parte de los puntos lilas, sino que además el punto se vuelve de color verde azulado!.

Una vez más queda demostrado lo ciego que es nuestro cerebro y lo mal que puede funcionar nuestra percepción visual. Muchos trucos de magia aprovechan nuestra incapacidad para percibir todo lo que ocurre delante de nuestros ojos, y todos ellos tienen una explicación científica.

Nuestras neuronas necesitan un estímulo constante para no ignorar lo que tenemos alrededor, de modo que nuestros ojos necesitan moverse para captar mejor toda la información visual que nos llega a través de las retinas, si bloqueamos este movimiento fijando la vista en un punto, las consecuencias son las que hemos visto, el efecto Troxler.

Otro ejemplo de la peligrosidad de este efecto óptico es la visión tunel que nos provoca el consumo de alcohol, creemos que vemos todo lo que ocurre, y sin embargo lo cierto es que nos estamos perdiendo una buena parte de lo que ocurre, no sólo a nuestro alrededor, sino también frente a nosotros.

La bailarina que gira

La bailarina que gira es una de esas ilusiones ópticas con las que podemos pasar las horas muertas, un efecto visual que genera debate ya que así de primeras unos pueden ver a la bailarina girando en el sentido de las...

leer más

Cubo de Necker

El cubo de Necker es todo un clásico en el mundillo de las ilusiones ópticas, algo tan sencillo de recrear que incluso nos bastaría lápiz y papel para poder recrear este cubo compuesto de doce líneas, donde una de...

leer más

Ilusión de Müller-Lyer

La Ilusión de Müller-Lyer es todo un clásico, fue descubierta a finales del siglo XIX por un tal F. C. Müller-Lyer, el cual obviamente le dio nombre. Se trata de una prueba donde se pide al observador que marque el...

leer más

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.